Cultura Libros

Ana María Matute: tercera mujer en ganar premio Cervantes

Ana Maria Matute
Escrito por Debate Plural

Marivell Contreras (Hoy, 4-12-10) 

 

Ana María Matute vino a la Feria Internacional del Libro celebrada en abril de año 2000. Un encuentro para mí inolvidable, pues entonces la conocí y vivimos unos días verdaderamente intensos…

Ahora que Ana María Matute (27 de julio, 1926,  Barcelona) se ha convertido en la tercera mujer en ganar el prestigioso Premio Cervantes, el equivalente en español al afamado y mundial Premio Nobel de la Literatura o sea el reconocimiento más importante para los escritores de la lengua española, regreso a esos momentos.

Y, sobre todo a nuestra conversaciones que se han quedado grabados en nuestra memoria por haber sido emitidos con la particularidad de esta mujer tan sensible y tan conectada con la creatividad que ha estructurado los mundos deseables de la imaginación para no darse por vencida ante los desgarros de la vida.

Ana María Matute vino a dictar una conferencia magistral “La aventura de escribir” en la que habló de la necesidad de hacer una relectura de los cuentos de hadas.

Cuando le preguntamos sobre esta posición nos dijo que estos cuentos “son la base del pueblo que no tenía voz”.

Como ejemplo puso la historia de Hansel y Gretel que representa “el hambre de los campesinos europeos en la Edad Media”.

En el caso, del lobo, recurso utilizado en La Caperucita Roja entre otros, “era el señor feudal”. Por eso se tomó la tarea de escribir cuentos para niños, para llenar un vacío en las letras españolas que sin embargo tiene nombres de escritores significativos en la tradición anglosajona.

Mientras repaso las respuestas que dio a mis preguntas, la recuerdo con su pelo cano, tomada de mi brazo recorriendo la Fortaleza Ozama. Allí me pidió silencio para escuchar las voces de los antepasados presentes en el lugar por el que sintió un respeto casi sagrado. No estaba conforme con lo que pasó con estos pueblos de América en tiempos del descubrimiento y la conquista. Habría que no conocerla para suponer lo contrario. El espíritu rebelde de Ana María se forjó desde muy niña, cuando descubrió la injusticia social y que había niños y familias que no vivían como ella. Adicionalmente, Ana María, vería que  su vida se dividiría en antes y después de la guerra.  Un proceso que la liberó del encerrado mundo en que vivía y que le permitió acceder a otro que le sirvió de base, junto con sus lecturas, para fraguar sus primeras obras literarias y los principales temas de sus trabajos y de su siempre visceral y frontal estilo de expresar sus ideas e ideales, sin importar o más bien con la intención de provocar la atención de una sociedad que considera indolente.

La mujer que hoy ocupa el Sillón K de la Real Academia de la Lengua, se forjó a fuego y dolor, entre la censura del franquismo, la valentía de haberse divorciado en una época en que las leyes españolas no protegían a sus mujeres y el haberse visto sin su hijo que le fue legalmente arrebatado, con hambre y sin posibilidad de reunirse con él que la llevaron a una profunda depresión.

Sin embargo esta situación que marcó su vida personal, al final le sirvió como material para escribir una de sus obras más aclamadas: “Olvidado Rey Gudú”.

En el Caribe.  Esa invitación a la Feria del Libro en el 2000, le significó el primer viaje al Caribe a Ana María Matute. Estaba apremiada por conocerlo todo, sobre todo “en los lugares donde palpita la vida”.

A excepción de la Zona Colonial que quería conocer, prefería los lugares donde había mucha gente haciendo sus cosas habituales. Le encantaron la cerveza Presidente, el moro y el chivo y “el sentido de la vida que tienen en el Caribe, que no es el mismo que tenemos los europeos”.

Lo definió como “amplio, alegre, bendito”. Lo que más la sorprendió es nuestro sentido del tiempo: “Me encanta este país, me encanta la gente, aunque sean impuntuales, aunque digan ahorita y es pasado mañana”.

En ese momento le preguntamos por los tantos premios en su vida y nos dijo que “todos son importantes, depende del momento en que lo reciba” y que “uno no escribe para recibir un premio”. Sin embargo, al ganar  el Cervantes asumió  que “escribir es una tarea muy dura y sentir la recompensa que supone,  es muy bonito”.

Las frases

Rosa Montero

Escritora

Ya era hora;  por la  innegable calidad  de su obra. También porque es una vergüenza que, en 35 años, este galardón,  solo haya premiado a tres mujeres”.

Mario Vargas Ll.

Nobel 2010

“Estoy muy feliz. Me parece un premio muy justo, soy un gran admirador de toda la obra y además la quiero mucho, somos viejos amigos”.

José Alcántara A.

Escritor

Creo que ella representa la cúspide de la literatura española de hoy. Es un premio que hace justicia a su obra y a la mujer de hoy”.

Tercera mujer con Premio Cervantes

El Ministerio de Cultura de España destaca con el Premio Cervantes la labor creadora de escritores españoles e hispanoamericanos cuya obra haya contribuido a enriquecer de forma notable el patrimonio literario en lengua española. Pueden presentar candidatos las Academias de la Lengua Española; los autores premiados en anteriores convocatorias o las instituciones que, por su naturaleza, fines o contenidos, estén vinculadas a la literatura en lengua castellana. Si revisamos la relación de autores premiados podemos descubrir que solo tres mujeres han conseguido el galardón: María Zambrano (en 1988), Dulce María Loynaz (en 1992) y Ana María Matute (en 2010). Premiar la labor literaria de Ana María Matute puede resultar una obviedad.

Desde sus primeros cuentos en la revista Destino hasta su obra cumbre Olvidado Rey Gudú, trata de demostrarnos que la literatura sin la fantasía y la imaginación no es nada. En su ingreso en la Real Academia Española de la Lengua pronunció el discurso “En el bosque. Defensa de la Fantasía”. Esbozaba una literatura sin ataduras donde el escritor se liberase del realismo pero sin olvidarlo. Los cuentos de los Hermanos Grimm son realismo y estudios antropológicos del siglo XVIII pero, a su vez, introducen elementos fantásticos que provienen de la cultura popular. Esto es lo que defiende, a mi modo de ver, Ana María Matute.  La sociedad nos ha enseñado a rechazar la fantasía. Trata de hacernos olvidar que una vez fuimos niños, que pasamos miedo por las noches, que creímos en la existencia de trasgos, gnomos o criaturas fantásticas. Ella nos invita lo contrario.

José Luis del Río (editor y lector de sus obras)

En síntesis

Libros principales

Olvidado Rey Gudú/ Aranmanoth/ Los hijos muertos/ Luciérnagas/Los Abel/ Pequeño Teatro

Premios

Premio Miguel de Cervantes 2010 /Premio Quijote de las Letras Españolas 2008/ Premio Nacional de las Letras Españolas 2007/ Premio Nadal de Novela 1959/ Premio Nacional de Narrativa de España 1959/ Premio de la Crítica de Narrativa Castellana 1959/ Premio Planeta de Novela 1954/  Premio Café Gijón 1952/ Finalista Premio Nadal de Novela 1947.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */