Nacionales Politica

La justicia tiene derecho a casarse con la gloria

Alejandro Vargas
Escrito por Debate Plural

Vinicio Castillo (Listin, 20-2-17)

 

El magistrado Juez de Instrucción, Alejandro Vargas, es un hombre de gran prestigio en la justicia dominicana, a quien nuestra sociedad ha visto actuar con honradez y un gran dominio técnicojurídico en los casos en que le ha tocado decidir.

El Procurador General de la República apoderó al magistrado Vargas de una solicitud de “homologación” del Acuerdo a que de manera secreta llegó con la fi rma brasileña Odebrecht, en favor de la cual se pide “la extinción” de la acción penal y civil, tanto para la entidad jurídica, como para sus ejecutivos, en el caso más grande y extendido de soborno que haya sufrido la República Dominicana, comprendido entre el año 2001 al año 2014.

El Acuerdo con Odebrecht representa un pacto de impunidad en el que el Gobierno que le acusa fue previamente acusado por Odebrecht ante la justicia de Estados Unidos de recibir soborno en el período 2012-2014, conforme a un documento ofi cial del Departamento de Justicia de los Estados Unidos en el que la fi rma brasileña confiesa los períodos de tiempo en que desarrolló la actividad criminal en la República Dominicana desde el 2001 al 2014.

El Gobierno dominicano, a través de la Procuraduría General de la República, quiere darle impunidad total a Odebrecht en todo lo que fueron las sobrevaluaciones de obras en que el Estado dominicano resultó estafado por miles de millones de pesos durante 16 años.

En la página de la Procuraduría se ha publicado que el pago de la multa (doble del soborno) tiene un concepto indemnizatorio al Estado, lo cual resulta una engañifa jurídica. Todos los que somos abogados sabemos que la multa es una sanción penal, independiente de derechos de indemnización que tiene el Estado dominicano de reclamarle a Odebrecht las sobrevaluaciones de obras para cuya obtención pagó soborno.

El magistrado Alejandro Vargas debe casarse con la gloria y resistir las presiones inmensas que de seguro recibirá para validar la ignominia de Acuerdo con Odebrecht. El Magistrado, al examinar el Acuerdo con Odebrecht que le ha sido presentado, podrá comprobar que es contrario a la ley y a los reglamentos de Compras y Contrataciones, ya que pretende, no sólo mantener operando a Odebrecht con sus contratos actuales multimillonarios, sino que pueda seguir operando en la República Dominicana como si nada hubiera pasado.

El magistrado Vargas debe declarar y comprobar que el Artículo 29 del Reglamento de la Ley No.340-06 de Compra y Contrataciones, contenido en el Decreto 543-12, establece textualmente lo siguiente: “Art. 29: La Dirección General de Contrataciones Públicas inhabilitará en forma permanente a los proveedores inscritos en el Registro de Proveedores del Estado por la comisión de las acciones siguientes: …3) Incurrir en actos de corrupción, debidamente comprobado, en la presentación de su oferta; 4) ofrecer dádivas, comisiones o regalías a funcionarios de las entidades públicas, directamente o por interpuesta persona en relación con actos atinentes al procedimiento de licitación, o cuando utilicen personal de la institución para elaborar sus propuestas; 5) obtener precalifi cación o califi cación mediante el ofrecimiento de ventajas de cualquier tipo…; …7) obtener información privilegiada de manera ilegal que le coloque en una situación de ventaja, respecto de otros competidores”.

La ley es dura pero es la ley. Toda estipulación de un contrato o acuerdo contraria a la ley o a los reglamentos, es nula. Son los principios capitales del derecho y es obligación del juez apoderado verifi car estas circunstancias.

Dejar a Odebrecht en nuestro país impune penal y civilmente, en capacidad de seguir participando como contratista del Estado dominicano, sería una vergu¨enza mundial para nuestro país y una quiebra total de nuestro sistema institucional y legal.

El magistrado Alejandro Vargas tiene una magnífi ca y brillante oportunidad de salvar la dignidad y el buen nombre del vapuleado poder judicial dominicano.

Históricamente el país siempre ha contado con el puñado de valientes o las personalidades en diferentes ámbitos de su vida pública que se han armado del coraje necesario para enfrentar con determinación circunstancias extremadamente difíciles. Esta es una de ellas.

Magistrado Vargas, cásese con la gloria; rechace la ignominia del Acuerdo con Odebrecht; haga cumplir la constitución y las leyes. Y haréis justicia. Si usted lo hace, tenga la absoluta seguridad que tendrá el apoyo irrestricto del pueblo dominicano y el reconocimiento histórico que un hecho de esta trascendencia representa.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario