Internacionales Politica

¿Quién está interesado en poner trabas a la presidencia de Trump?

Escrito por Debate Plural

La Administración saliente de Estados Unidos intenta hacer todo lo posible para obstaculizar el primer mandato de Donald Trump, tomando decisiones que contradicen las políticas del presidente electo. El analista Earl Rasmussen explicó a Sputnik quién podría estar detrás de ello.

Recientemente, el presidente saliente Barack Obama ha adoptado una serie de medidas dirigidas a atar de pies y manos a su sucesor.

Por primera vez en 36 años EEUU no ha vetado una resolución de la ONU que afecte a Israel. Trump reacciónó prometiendo que las cosas cambiarían tan pronto como tomara posesión.

Entre otros ejemplos destacan los numerosos intentos de la Administración actual de deteriorar las relaciones con Rusia: imponiendo nuevas sanciones, expulsando sus diplomáticos y acusando a Moscú de haber manipulado las elecciones a fin de asegurar el triunfo de Donald Trump, algo que también echa una sombra a la credibilidad de su mandato.

Entre otros ejemplos destacan los numerosos intentos de la Administración actual de deteriorar las relaciones con Rusia: imponiendo nuevas sanciones, expulsando sus diplomáticos y acusando a Moscú de haber manipulado las elecciones a fin de asegurar el triunfo de Donald Trump, algo que también echa una sombra a la credibilidad de su mandato.

En este contexto el analista político y vicepresidente ejecutivo del ‘think-tank’ —laboratorio de ideas— Eurasia Center, Earl Rasmussen, comentó a Sputnik quién podría estar detrás de tal confrontación.

El experto enumeró a varias personas involucradas, entre las cuales, se destaca Victoria Nuland, la subsecretaria del Departamento de Estado de EEUU, con su esposo y su grupo de neoconservadores. Además, supuso que George Soros también habría metido la mano en ello.

Según el analista, es evidente que la familia Clinton tiene mucho que ver con tal situación en la transición, así como los senadores Lindsey Graham y John McCain, famosos por sus firmes sentimientos antirrusos.

Sin embargo, Rasmussen admitió que el propio Trump preferiría tener cuidado a la hora de cumplir su palabra y revisar la mayor parte de las decisiones de la Administración Obama, incluidas las más recientes.

Si se apresurara y lo hiciera de inmediato, complicaría la situación para sí mismo, por lo tanto, primero Donald Trump debe ganarse a la opinión pública, asegura el experto.

En este sentido, las decisiones hostiles de la Administración saliente sí logran su objetivo.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario