Nacionales Politica

Haciendo memoria sobre el narcotráfico y lavado en República Dominicana (I)

Narcotrafico
Escrito por Debate Plural

Las rutas del narcotráfico en provincias de la región norte

 

Estaban Rosario (Hoy, 16-9-11)

El 16 de octubre del año 2010, el agente de la Drug Enforcement Administration (DEA) Darryl Galaway informó a la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD)  que en el país  funcionaba una “organización internacional de tráfico de drogas, con ramificaciones en Colombia, Aruba y Estados Unidos, que utilizaba una embarcación identificada como TomaHawk”.

Galaway estableció las rutas que utilizan los narcotraficantes para distribuir las drogas desde el país hacia los Estados Unidos, recorriendo diversas islas del Caribe hasta llegar a La Florida y New York.

La ruta comienza en Santiago y recorre los puertos de Luperón, Puerto Plata y Samaná.

Los narcotraficantes utilizan también los aeropuertos internacionales de Santiago, Samaná y Puerto Plata, y los de Constanza y Monte Cristi, que son aeropuertos domésticos.

El 10 de noviembre de 2010, Galaway reveló en su informe que una embarcación denominada Swissger,  conducida por Alfredo Pérez, quien está preso en Samaná, transportó 300 kilos de cocaína hacia Miami, desde los puertos de Luperón y Puerto Plata, a través de la ruta Fort Pierce, Florida, islas  Turcos y Caicos y Bahamas,  cuyo dinero fue depositado en Santiago.

En fecha 15-10-2010, la organización liderada por Alfredo Pérez programó la salida del velero Tomahawk  por el puerto turístico de Luperón, Puerto Plata. Efectivamente, en horas de la mañana de ese día, el mencionado zarpó con una cantidad indeterminada de drogas en su interior,  por dicho puerto, siendo interceptado por unidades de la Marina de Guerra y de Inteligencia Naval (M2), quienes lograron  alcanzar al Tomahawk a las 13: 30 horas, a 55 millas náuticas, no logrando detenerlo debido a las restricciones contempladas en los acuerdos internacionales sobre aguas internacionales”, dice un informe de la DNCD entregado a la fiscalía de Samaná.

De acuerdo con los informes de Galaway y la DNCD, en “la embarcación había escondidos unos 300 kilos de cocaína, para llevarlos a Estados Unidos por la ruta Turk and Caicos-Bahamas-Miami”.

El 11 de marzo del 2011, la DEA y la DNCD descubrieron que la red de narcotraficantes adquirió una lancha denominada Capricho, en el Puerto de Luperón, para llevar drogas hacia los Estados Unidos por las rutas Luperón, Samaná, Santo Domingo, las islas del Caribe y la Florida.

La operación, dice el informe, da inicio cuando mediante labores de inteligencia detectaron que Alfredo Pérez había adquirido la denominada lancha “Capricho” con el objetivo de materializar el envío de un cargamento de más 100 kilos de cocaína hacia los Estados Unidos”.

La vigilancia,  seguimiento y operaciones de inteligencia de miembros de la DNCD, permitieron  detectar la referida embarcación en el muelle de Samaná, procedente del muelle de Luperón con rumbo a Santo Domingo, por lo que se colocó alerta sobre la trayectoria de la misma, dice el parte militar.

Según la DNCD, el dinero recaudado por la venta de las drogas en los Estados Unidos llegaba a Santiago a través de una red integrada por abogados, dealers, comerciantes, casacambistas y diferentes “mulas” que lavan los activos en diferentes negocios.

El dinero en efectivo y en giros bancarios era depositado en oficinas de abogados y en los “dealers”, que por demás,  los colocaban en comercios, financieras, ventas de vehículos, casas de cambio, bancas de apuestas y en el sector de la construcción.

La DEA y la DNCD aseguran que el dinero que entra a Santiago a través de diversas vías, “tiene como función proporcionar y buscar el dinero para financiar las operaciones del narcotráfico internacional y,  de manera muy particular, se encargaba de traer el dinero de los Estados Unidos, entregándoselos a ‘delears’, casas de cambio, con ‘mulas’ que cargaban el dinero desde Estados Unidos”.

Caso Santiago.  Durante los últimos cuatro años, los narcotraficantes comprendieron la importancia geopolítica de Santiago para la distribución, consumo y exportación de los estupefacientes.

Descubrieron que esta  ciudad  está rodeada de los puertos de Manzanillo, Puerto Plata y Samaná y los aeropuertos de Puerto Plata, Samaná y el Cibao.

Esa ubicación estratégica facilita la distribución interprovincial y las exportaciones hacia Europa y los Estados Unidos, en especial Nueva York y Miami, tanto por aire como por mar.

Además está cerca (casi 3 horas de viaje) de la frontera domínico-haitiana, por Dajabón), que constituye un factor determinante para la introducción de las drogas a Santiago.

La ubicación estratégica de Santiago ha provocado, que tanto el cartel de Sinaloa, como narcotraficantes cubanos, venezolanos, colombianos y españoles, se hayan alojado en esta ciudad para realizar sus actividades ilícitas.

Distribución de drogas.  Esta ubicación  también ha permitido desarrollar un mercado interno de importancia, que tiene ramificaciones en las 13 provincias que circundan a Santiago.

El mercado de las drogas en Santiago se expande por las otras provincias cibaeñas, lo que ha permitido que se haya convertido en una ciudad intermediaria y de consumo.

La combinación de los factores geopolíticos, el crecimiento del mercado interno y las ramificaciones en las otras provincias, ha generado serios enfrentamientos entre los grupos de narcotraficantes por el control del espacio urbano local y regional.

Están enfrentados por el dominio de las rutas de Haití-Dajabón. Santiago y Santiago-la región Cibao.

Eso ha provocado el enfrentamiento a muerte entre los grupos locales y los extranjeros que participan en el mercado de las drogas en Santiago y el Cibao,

Los enfrentamientos se producen entre los miembros del cartel de Sinaloa, los santiagueros y cubanos, españoles, venezolanos y colombianos que quieren desplazar a los que controlan actualmente el espacio urbano.

Movilidad.  El crecimiento del mercado y el consumo de drogas en las provincias que circundan a Santiago, que son 13 en total, ha generado una gran riqueza entre los hombres y mujeres que manejan la distribución.

Hombres y mujeres que antes eran pobres y ahora disfrutan de una riqueza ilícita, y que no pueden invertir en sus provincias por la ausencia de vida nocturna, bares, discotecas, supermercados, diversión y comprar propiedades, se han mudado a Santiago.

La mayoría de los narcotraficantes de  Puerto Plata, Cotuí, La Vega, Bonao, San Francisco de Macorís, Masría Trinidad Sánchez y otras provincias, residen en Santiago, donde disfrutan de sus fortunas.

La presencia de esos narcos ha crispado el ambiente en el mundo de las drogas, porque están desplazando a los grupos tradicionales.

El desplazamiento de los grupos viejos en la distribución y consumo de drogas  ha generado enfrentamientos en los barrios pobres y los sectores de clase media, que últimamente, están incursionando por la crisis económica.

Los nuevos ricos de las drogas están invirtiendo en armas modernas, vehículos y en la cooptación de jóvenes desempleados, tanto pobres como de la clase media, para ampliar su radio de acción en Santiago y la región.

Las áreas de inversión para lavar los activos son lujosas torres, préstamos, agencias de venta de vehículos y grandes mansiones.  El lavado de activos constituye uno de los delitos más comunes en Santiago.

Organismos de seguridad.   Los organismos de seguridad que tienen la responsabilidad de combatir el narcotráfico y microtráfico en Santiago están en crisis.

La DNCD tiene una dotación de 10 agentes para cubrir las 14 provincias que integran la región del Cibao.

La Policía Nacional tiene 930 agentes en la provincia de Santiago, que cubre 2,000  kilómetros cuadrados, y se necesitan 3, 000 miembros.

Eso significa que la provincia de Santiago tiene un déficit de 2,150 agentes policiales.

Los agentes de la DNCD y la Policía carecen de equipos, personal y estrategias adecuadas para enfrentar el narcotráfico y el microtráfico en Santiago.

La provincia de Santiago tiene 946,000 habitantes, según el ultimo censo de población y viviendas de la Oficina Nacional de Estadística.

Es decir, la DNCD tiene un agente por cada  mil habitantes.

La relación agente por habitante demuestra la falta de personal para enfrentar un narcotráfico bien armado, con más personas integradas cada día y muchos recursos técnicos y financieros.

La falta de equipos y los bajos salarios que reciben los agentes de ambas instituciones ponen en peligro las operaciones antinarcóticas, por los intentos continuos de sobornos y complicidad.

Las malas instalaciones donde se encuentra ubicada la dirección regional de la DNCD  impiden realizar simulacros, preparación técnica de los integrantes  o cualquier ejercicio.

Pobreza

La quiebra del 30%  de las empresas que integran las zonas francas de Santiago provocó la pérdida de  más de 30 mil empleos directos en la zona urbana.  La caída de las remesas, que representan el 33%  de los ingresos en divisas del país, más la crisis de las micro y pequeñas empresas, constituyen otras  causas de  estímulo al crecimiento de la delincuencia y la violencia en esta provincia.

Sin embargo, la pobreza es, quizás, el factor más influyente en el incremento del narcotráfico, el microtráfico y la criminalidad.

El desempleo se estima en 24% en  la provincia y la pobreza en un 37%  en la zona urbana.  El 20% de la población más rica ocupa el 80%  de las tierras urbanas de Santiago, mientras que el 80%  de la población más pobre o de clase media, reside en el 20%  de las tierras urbanas.  El nivel de empobrecimiento de la población de Santiago se puede notar en los datos publicados por el PNUD en el año 2008, cuando reveló que zonas como El Rubio, tienen 53%  de habitantes pobres; Navarrete, 43%, Tamboril 31%  y Licey un 42%.  El municipio de Santiago de  los Caballeros, el más  poblado y rico de la provincia, tiene un nivel de pobreza estimado en 37%. El empobrecimiento de la ciudad está relacionado con la caída de los principales sectores de la economía, y sectores como la agricultura, la industria y los servicios, se desplomaron en los últimos 10 años, lo que ha generado un alto nivel de desempleo.

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */