Internacionales Politica

El embajador de Rusia en República Dominicana, Vladimir Zaemsky, explicó la legalidad del referendum en Crimea en 2014

Escrito por Debate Plural
Vladimir Zaemsky (Listin, 12-4-14)

Los recientes hechos violentos en Ucrania no pueden ser caracterizados, sino como un verdadero golpe de Estado. La toma del poder por la fuerza tuvo como resultado en la llegada al poder de grupos políticos que carecen de legitimidad para gobernar el país.

Apoyándose en acciones de amedrentamiento y haciendo uso de métodos terroristas, los nacionalistas radicales siguen influyendo de manera insolente en la toma de decisiones en Kiev. Al mismo tiempo, es absolutamente evidente que se desestiman los intereses de otras regiones ucranianas, de la población rusohablante, las minorías étnicas. El autoproclamado gobierno interino pretende ignorar los acuerdos logrados el 21 de febrero del presente año entre el presidente Víctor Yanukóvich y los lideres de oposición con la mediación de los cancilleres de Alemania, Polonia y Francia sobre el arreglo de la situación. Ello ha inclinado a las autoridades legítimas de Crimea a tomar la decisión de deslindarse de Kiev a través de un referéndum acerca del futuro de la península. El derecho de las naciones a la autodeterminación está contemplado en el Artículo 1 de la Carta de la ONU. En numerosas ocasiones este derecho ha sido reconfirmado por las resoluciones de la Asamblea General de la ONU y está reflejado  en la Declaración de los Principios del Derecho Internacional de 1970 y la Declaración sobre Otorgamiento de la Independencia a los Países y los Pueblos Coloniales de 1960. En circunstancias cuando un pueblo no tiene la oportunidad de obtener la autodeterminación y asegurar sus derechos en el marco del Estado en cuyo territorio reside, está en su derecho de buscar la autodeterminación separándose del Estado mencionado y/o incorporándose a otro Estado.

La Declaración de 1970 confirma la inviolabilidad de la integridad territorial de aquellos estados que ´cumplen en su accionar el principio de equidad y autodeterminación de pueblosª y ´tienen, como el resultado de tal actitud, los gobiernos que representan todo el pueblo residente en este territorio, sin diferencia de raza, religión o color de la pielª. En la Declaración de Viena de la Conferencia Mundial de la ONU sobre los Derechos Humanos también se destaca que los estados que pretenden mantener su integridad territorial, deben contar con ´gobiernos que representan los intereses de todo el pueblo residente en su territorio sin diferencia algunaª.

A lo largo de más de 20 años de su permanencia en Ucrania, el pueblo de Crimea no pudo implementar su derecho a la autodeterminación en el marco de dicho Estado debido a la política llevada a cabo por las autoridades centrales. En enero de 1991 en la Región de Crimea se celebró un referéndum a raíz del cual se adoptó la ley ucraniana del restablecimiento de la República Socialista Soviética Autónoma de Crimea. En septiembre de 1991, el Consejo Supremo aprobó la ´Declaración sobre la Soberanía Estatalª. En 1992 fue aprobada la Constitución de Crimea. Sin embargo, en 1995 por la decisión de la Rada Suprema (Parlamento) y del entonces presidente ucraniano, la Constitución de Crimea fue revocada sin el consentimiento del pueblo de Crimea. De este modo, el status de Crimea fue cambiado de un Estado independiente, dentro de Ucrania, al de una república autónoma como unidad territorial de Ucrania.

Luego de la toma del poder en forma ilícita y violenta, ocurrida en Kiev el mes pasado, la posibilidad de implementar el derecho a la autodeterminación dentro del Estado ucraniano se ha venido a menos de manera drástica. Así, los grupos violentos controlados por los actuales dirigentes de Kiev, han intentado derrocar a las autoridades legítimas de Crimea e iniciar su persecución penal.

El llamado gobierno interino en Kiev no representa a todo el pueblo ucraniano, ni mucho menos a los residentes de Crimea, al tiempo que no controla una parte considerable del país donde las autoridades locales asumen el poder de manera independiente. Por consiguiente el pueblo de Crimea fue privado de la oportunidad de implementar su derecho a la autodeterminación en el marco del Estado ucraniano. En esta situación las autoridades de Ucrania, según la Declaración de 1970, deben ´abstenerse de cualesquiera acciones para arrebatar a los pueblos su derecho a la autodeterminación, libertad e independenciaª. Se debe darle a Crimea la oportunidad de expresar su voluntad pacífica y libremente. De no recibir esta posibilidad, la población de Crimea tiene el pleno derecho de buscar y obtener el apoyo en concordancia con los fines y los principios de la Carta de la ONU.

Cabe subrayar, que los intentos de clasificar dicho referéndum, como no apegado a la Constitución de Ucrania, no tienen ninguna relevancia desde el punto de vista de su plena legitimidad según el derecho internacional. La práctica de implementación del derecho a la autodeterminación a través de la desunión manifiesta que por razones obvias, el ejercicio de tal derecho no puede estar en concordancia con la legislación nacional. Entre otras cosas podemos citar el siguiente ejemplo. En su memorando, presentado en la Corte Internacional en el marco de la consideración de la legitimidad de la separación de Kosovo según el derecho internacional, EEUU afirmaba que las ´declaraciones de independencia pueden lesionar y por su naturaleza frecuentemente quebrantan la legislación nacionalÖ sin embargo, ello no significa que tiene lugar una violación del derecho internacionalª.

A pesar de que Rusia no ha reconocido Kosovo, la situación actual permite apelar al precedente de Kosovo, porque Crimea tiene mucho más fundamentos para hacer valer su derecho a la autodeterminación por medio de separación. Kosovo fue arrebatado de Serbia mediante una acción militar emprendida por un grupo de estados sin la autorización de la ONU y declaró su independencia pese a que había un gobierno de Serbia legítimo, elegido democráticamente. En Kosovo no se celebró ningún tipo de referéndum sobre la independencia, mientras la población serbia carecía de la oportunidad de expresar su opinión. Cabe subrayar, que al proclamarse la independencia de Kosovo, no existía ninguna amenaza a la implementación de su derecho a la autodeterminación siendo parte de Serbia. El desarrollo de sucesos en Crimea fue muy diferente al de Kosovo, lo que le dio toda la razón al Parlamento de Crimea para convocar un referéndum.

El 17 de marzo del presente año Rusia reconoció la independencia de la República de Crimea. Al día siguiente ambos países, manifestando su mutua voluntad, firmaron el Acuerdo sobre la Adhesión de la República de Crimea a la Federación de Rusia, lo cual marcó la creación de dos nuevas entidades territoriales rusas. La decisión fue tomada por el Gobierno de Rusia con mucha prudencia, basándose en la voluntad expresada por el pueblo de Crimea. Al referéndum acudieron 82% de los residentes de Crimea, de los cuales más de 96% abogaron por la unión con Rusia.

Cabe recalcar, que durante siglos los rusos, ucranianos y tártaros crimeos residen en la península, compartiendo una larga historia común. En realidad, Crimea se caracteriza por su inconfundible mestizaje de las culturas y tradiciones. Para Rusia este territorio siempre ha sido su parte integrante inseparable, una región muy especial desde el punto de vista de sus fuertes lazos socioculturales con la Madre Patria que nunca han cesado. Rusia siempre ha respetado a todos los pueblos que habitan en Crimea.

De un modo consecuente Rusia ha estado advirtiendo a la comunidad mundial sobre el surgimiento de grupos paramilitares nacionalistas de ultraderecha y de ideología nazi en Ucrania. Los mismos actualmente pretenden actuar como ´gobierno interino nacionalª. Ante los hechos violentos que se han desatado durante las últimas semanas en Kiev y otras regiones ucranianas, Rusia no pudo quedar indiferente permitiendo que las acciones terroristas se esparzan hasta Crimea. En su discurso ante la Asamblea Federal el presidente Putin fue enfático al subrayar que Rusia nunca ha actuado en contra del fraterno pueblo ucraniano, nuestro buen vecino y amigo. Jamás hemos tenido la intención de herir los sentimientos nacionales de los hermanos ucranianos. A pesar de que el Consejo Federal de Rusia ha otorgado poderes al Presidente de Rusia de usar las fuerzas militares rusas para defender la vida y los derechos de los pueblos de Crimea, nunca se ha recurrido a ello. Vale señalar que Rusia es un actor soberano y activo en la palestra mundial que defiende y seguirá defendiendo sus intereses nacionales, que son los del pueblo ruso, el pueblo de asentamiento más vasto del mundo.

Frente a una histeria mediática desatada con motivo de la presunta ´agresión militar rusaª en los países occidentales y que tergiversa sin escrúpulos los hechos reales, toda la población de Crimea ha expresado de la manera más democrática posible su libre voluntad de incorporarse a la Federación de Rusia. No hubo ni un solo enfrentamiento, ni un solo disparo.

¿En qué se basan entonces las afirmaciones arbitrarias que profieren los países occidentales, aquellos que ya han mostrado evidentemente sus métodos de implantar ´nuevas democraciasª en Iraq, Afganistán, Libia, Siria…?

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario