Nacionales Politica

Ayuda memoria:Datos para asesinar la realidad

Gabinete gobierno dominicano

Gabinete gobierno dominicano

Por: Odalís G. Pérez (Investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo). 

Cuando una práctica gubernamental se corrompe hasta los tuétanos, aparece el fenómeno conocido como degeneración de sus instituciones y sus usos llamados legales, morales y políticos.  Lo que se deja leer en el caso del actual gobierno y sus líneas oficiosas que incluyen economía, administración, cuentas nacionales, finanzas, educación, asuntos internacionales y otros, es justamente su estado de descomposición y de atribución, ligado a cierto cauce dictatorial observado en el conjunto de prácticas antidemocráticas, pero artificialmente legalizadas por un uso manifiesto de violaciones que de pronto, y no por inadvertencia, se imponen desde los organismos de autoridad del gobierno mismo.

Así las cosas, el actual mandatario que insiste en apoderarse de la cosa estatal a como dé lugar, ha preparado su futuro imperio a base de percepciones y construcciones ya señaladas como abusivas y negadoras de la voluntad popular.  El partido de gobierno sólo admite un único cambio: seguir en el poder y en su propia gubernamentalidad corruptora, abusadora y como tal dictadora.

El tópico dictadura en el contexto de lo decididamente dictatorial, se ha convertido en una cultura, un comportamiento del Estado postliberal en   el marco biopolítico isleño.  Existe cierto grado de criminalidad política amparada en violaciones, fracturas de la trama constitucional y los derechos ciudadanos, excluidos en la visión de un orden basado en la autoridad política e institucional.  Se constituye, en este caso, una maquinaria ominosa y por demás teratológica de gobernanza, marcada por sus ejes  avasallantes de dominación.

En efecto, todo un discurso político instalado en la visión ideológica sellada por la repetición en la base de poder , justificada como repostulación y posterior reelección, asesina la democracia como dispositivo de derechos, libertades y dinámicas  ciudadanas.  El guión político creado por el aparato de dominación actual se expresa como forma y encuadre de una gubernamentalidad que desborda sus facultades en el orden de su mandato.

La vida cotidiana se desenvuelve en la “percepción” que tiene el partido de gobierno de lo que es la República Dominicana de nuestros días: un botín interminable de sus dominadores y corruptores.  Las imágenes de un país confundido, oprimido y fragmentado por un capricho generador de la corrupción más exagerada que hemos tenido en toda la historia de la nación, se hacen visibles en todo el ecosistema comunicativo actual, sobre todo mostrando el mapa fétido, opresivo y equívoco de un Estado-partido-gobierno que obliga al país a negarse como identidad, historia, presencia democrática y espacio de derecho.

Desde esta cardinal destructora de formas institucionales, corroídas por el gusano o la gusanera de una pseudopolítica de la descomposición, el escape moral y jurídico de una ideología del fracaso, la manumisión, el derrame de un estado social y político epiléptico, se va construyendo como un golpe económico, mediante el cual, el arrendamiento del país crece como posibilidad y proyecto. Lo cotidiano se traduce como suma de asesinatos económicos, políticos, morales, educativos, jurídicos, institucionales, culturales, que leemos en lo social y en el cuerpo mismo del sujeto sociopolítico.

Los datos de fuerza del actual gobierno ofrecidos por la prensa escrita, radial, televisiva, así como por las redes sociales y demás mediaciones obligan a una reflexión de cara a un cambio no retórico, sino más bien transformativo en el sentido estratégico, estructural e institucional.  Los falsos benefactores actuales, acarician un cuerpo atravesado por las armas de una gobernanza provocadora, coercitiva, abusadora y más aun, perversa.

Los dominadores políticos de la República Dominicana actual  le han construido a su pueblo un destino, un encuadre obligatorio: la perpetuidad del Estado-partido-gobierno actual como una hiperdeterminación política y cultural autoritaria , obligatoria.

Luego de “hacerle” ver al ciudadano que sólo hay acciones y soluciones con la fábrica de presidentes del Partido de la Liberación Dominicana, han hecho todo lo posible por sembrar encada sujeto ciudadano la semilla de la obligatoriedad política dominante. Hemos visto cómo el partido-gobierno de turno, ha constituido una visión destructiva de la memoria histórico-social, creando mecanismos de des-incentivaciòn, a la vez que un espacio negativo en cuanto a la necesidad del actual orden dominante.

Se debe tomar en cuenta el hecho de que la actual narrativa gubernamental constituye la panacea retórica de la destrucción social y moral del país, haciéndole creer al ciudadano que el mundo de hoy es el que siempre ha necesitado el sujeto urbano, rural, político, económico, administrativo y cultural.

El ayuda memoria que presentamos hoy es el libro que se abre como mundo, representación, pasado, presente y futuro; caricatura, desalojo de los derechos de base en una sociedad que como la nuestra ,el Estado-gobierno irrespeta cada día la voluntad  ciudadana provocando  un  conflicto político-social en la vida dominicana de nuestros días.Dicha situación obliga a una reflexión profunda en torno al cuerpo ideológico y roto de la sociedad dominicana actual.

En la actualidad, el  país está política y económicamente corporativizado como imagen, escena de la corrupción institucional y visión ficticia narrada por sus dominadores.

La institución contra el sujeto es el estado crítico y clínico de una democracia encarcelada como  constitución, como posibilidad y realidad, como cultura y sistema suspendido de valores y de sus campos de fuerza. La autoridad opresora y negadora de espacios y acciones positivas promete soluciones monodireccionales, donde el único mesianismo necesario y omnipotente es el  del partido-gobierno motivado y justificado como organismo dictatorial y único.  El asesinato de lo real es la real mentira de la interpretación. Tiempo de una corrupción de todos los niveles de la vida pública dominicana.

 

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario