Nacionales Politica

En República Dominicana no hubo celebración del día internacional de los trabajadores

Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

 

En fecha primero de mayo  2016 se celebró en todo el mundo el llamado día internacional de los trabajadores. Hubo grandes concentraciones en distintos países, por ejemplo, en Venezuela, Cuba, Argentina y otros. En los países latinoamericanos donde predomina en los últimos veinte años el modelo neoliberal capitalista de la economía, las organizaciones de trabajadores han venido reduciendo sus actividades, cayendo en la impotencia política y desmovilizando sus potencialidades.

Las élites empresariales neocapitalistas, aliadas complacientemente al capital transnacional y a la privatización de las actividades económicas, en una perspectiva de globalización, pretenden producir o inducir transformaciones y modificaciones del código de trabajo, en un sentido regresivo y conservador, tratando de restarle derechos ganados legítimamente por la clase obrera.

De este modo, en República Dominicana han sometido al Congreso Nacional proyectos de leyes supuestamente tratando de modificar el código de trabajo, aumentando los horarios de trabajo, reduciendo las vacaciones pre y post natal, variando inconsultamente los horarios de trabajo; introduciendo la verticalizacion del trabajo, que consiste en la expansión de la subcontratación del trabajo.

Mediante la verticalizacion las grandes empresas nacionales y transnacionales buscan que el trabajo descanse en la subcontratación con pequeñas compañías de servicios; de este modo, los trabajadores no dependen de las grandes empresas en cuanto a ventajas laborales, indemnizaciones, seguridad social y otros. Los trabajadores ingresan a una cultura del despertigamiento, del desprendimiento con respecto a una unidad sindical obrera, cada uno por su lado, pierden la concentración unitaria y por ende, sus fuerzas se  fatigan y sus medios de defensa y de lucha social quedan neutralizados.

En República Dominicana impera desde la década de los noventa del siglo pasado el modelo neoliberal capitalista transnacional y la economía principalmente se ha transformado en una actividad globalizada. Se han incrementado los procesos de privatización de las actividades y obligaciones estatales, se han transformado las actividades productivas y la educación, la salud y la alimentación han caído en las manos de las compañías transnacionales y del capital internacional.

El DR-CAFTA no ha traído elementos positivos para la economía del país; más bien ha traído desempleo ya que la gran producción descansa privilegiadamente en las importaciones libres de gravámenes, en detrimento del empleo y de la calidad de vida.

En este panorama tenebroso, los trabajadores ha ido perdiendo sus organizaciones sindicales; podría decirse que se han desindicalizado, se han verticalizado y disgregado.

Los trabajadores dominicanos han perdió su fuerza natural y su representatividad en organizaciones que luchen por mejorar la calidad de vida, el salario y las condiciones de la seguridad social. Nadie defiende a nadie, y esto de por si debió mover la conciencia de los trabajadores en su día internacional. Actualmente ni el gobierno ni la empresa privada ni los trabajadores celebraron el llamado día internacional del trabajo, que ha pasado sin pena ni gloria.

El gobierno reeleccionista de Danilo Medina, aliado del capital empresariado nacional e internacional, no tuvo tiempo para ocuparse de una verdadera celebración de dicha fecha; y mucho menos los trabajadores tienen fuerza para convocar una jornada de reflexión sobre las características del trabajo en la República Dominicana. Inclusive el gobierno cambió la fecha sagrada y universal de los trabajadores y lo trasladó para el lunes 2 de mayo, como una razón para no celebrar nada que tenga que ver con luchas de trabajadores, sindicatos, centrales independientes, condiciones del trabajo, verticalizacion del trabajo, violación de las leyes laborales, ni ninguna otra cosa que tenga que ver con la clase obrera.

De esta manera, hay un lamentable escenario de desmovilización total de la clase trabajadora dominicana, que hoy día no tiene líderes sindicales originales ni dirigentes cuestionadores del modelo neoliberal capitalista. Se trata de una masa de trabajadores sin posibilidades de desarrollar una conciencia política progresista ni una mentalidad revolucionaria anticapitalista. El modelo neoliberal y sus hombres élites quieren un proyecto de embrutecimiento, desmovilización total, mediocridad, desenraizamiento total y desfondamiento existencial, dentro de un panorama conformista.

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario

/* ]]> */