Internacionales

Siria, Irán y Ucrania centran el discurso de Putin en Sochi

Escrito por Debate Plural
Vladimir Putin foro de debate Valdai

Vladimir Putin foro de debate Valdai

El presidente ruso, Vladímir Putin, intervino este viernes en el foro de debates Valdai, centrándose en varios temas de la agenda internacional, entre ellos Siria, Irán y Ucrania.

En su intervención el líder ruso defendió la legitimidad de la operación rusa en Siria y exhortó a la comunidad internacional a unir sus fuerzas contra la amenaza del Estado Islámico.

Putin indicó que la operación «es plenamente legítima y su objetivo único es contribuir a la instauración de la paz» en el país árabe.

«Decidimos empezar una operación militar en el país, tras la solicitud de apoyo por parte de las autoridades oficiales de Siria», subrayó.

El líder ruso también expresó su esperanza de que las acciones de las Fuerzas Aeroespaciales rusas «influyan positivamente en la situación» y ayuden a las autoridades oficiales a «crear condiciones para las acciones ulteriores en el arreglo político».

Rusia, continuó, «siempre luchaba contra el terrorismo en todas sus manifestaciones y abogaba por la unión real de la comunidad mundial en contrarrestar a este mal».

Asimismo llamó a la comunidad internacional a «coordinar sus acciones con la gente que vive en estos territorios».

«Lo más importante es sentir que somos aliados en una lucha común», dijo.

Destacó que en el marco de la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico en Siria poco a poco se establecen los contactos entre los departamentos militares de Rusia y Estados Unidos.

«Estamos a punto de iniciar el intercambio de información con nuestros socios occidentales sobre las posiciones y los desplazamientos de los terroristas».

Pese a destacar cierto progreso en la coordinación en el marco de la lucha antiterrorista en Siria, Putin advirtió que Damasco necesitará enorme ayuda financiara y humanitaria «para curar las heridas de la guerra».

Impedir que los terroristas lleguen a Rusia

Putin ha afirmado que es mejor luchar con los terroristas en Siria que esperar a que lleguen a Rusia.

«La amenaza de atentados terroristas en Rusia no ha disminuido ni aumentado por nuestra operación en Siria; siempre ha existido y, lamentablemente, sigue existiendo. (…) Por tanto, es mejor combatirlos allá (en Siria) que esperar a que lleguen aquí», declaró.

Añadió que «nuestros militares en Siria luchan contra el terrorismo y defienden los intereses de la población siria, pero, ante todo, defienden los intereses de Rusia y de su población».

«Arriesgan su salud, su vida y en este sentido son héroes», indicó el líder ruso subrayando que «estoy orgulloso de ellos».

Armas occidentales, en manos terroristas

El líder ruso denunció que las armas que Occidente entregó a la oposición moderada en Siria cayeron en las manos de los terroristas.

«Las armas que se entregaron a la llamada oposición moderada acabaron inevitablemente en las manos de las organizaciones terroristas», dijo.

Putin subrayó que no se debe distinguir entre terroristas moderados o no ya que la comunidad internacional, destacó, hace frente «al enemigo de la civilización, de la humanidad y de la cultura mundial».

Además el presidente denunció que algunos países aplican política de doble rasero en la lucha contra el terrorismo.

Enfatizó que es siempre «muy difícil declarar lucha contra los terroristas y a la vez tratar de usar una parte de ellos partiendo de sus propios intereses en Oriente Próximo».

Amenaza de expansión global del terrorismo

Putin explicó que en caso de apoderarse de Damasco o Bagdad, los grupos terroristas que actúan en Oriente Próximo tendrían una base para la expansión mundial.

«Al conquistar Damasco o Bagdad, los grupos terroristas podrían convertirse en un poder casi oficial; se crearía una plaza de armas para la expansión global», dijo.

Para mantener un arreglo duradero en la región, Putin instó a «liberar Siria e Irak de los terroristas y no dejarles expandir sus actividades a otras regiones».

Afirmó que los grupos terroristas de Oriente Próximo luchan por el «reparto de dinero» y no «por motivos ideológicos».

«Hay que aunar todas las fuerzas: los Ejércitos regulares de Irak y Siria, las milicias kurdas, distintos grupos de oposición realmente dispuestos a contribuir a la derrota de los terroristas», aseveró.

Además, continuó, es imprescindible «coordinar las acciones de los países regionales y extrarregionales que combaten el terrorismo» en conformidad con el derecho internacional.

«Es obvio que una victoria militar en sí no solucionará todos los problemas, pero creará las condiciones (…) para que se inicie un proceso político con la participación de todas las fuerzas sanas y patrióticas de la sociedad siria», destacó el mandatario.

Putin llamó a «reanimar y reforzar las instituciones estatales» en las zonas conflictivas.

Indicó también que Siria necesitará una amplia ayuda financiera y humanitaria para recuperarse de la guerra, por lo que la comunidad mundial debe elaborar las «hojas de ruta» para la restauración económica y social de la región.

La división de Siria crearía un conflicto permanente

La división de Siria acarrearía un conflicto permanente en la región, advirtió el presidente ruso.

«La división de Siria es la peor opción y es inadmisible. No pondría fin al conflicto, sino al revés, crearía las condiciones para su ampliación y continuación», dijo Putin.

Según Putin, si Siria quedase dividida en varios territorios, estos combatirían infinitamente entre sí.

El líder ruso constató que las operaciones militares conjuntas de Damasco y Moscú ya han dado resultados, pero los terroristas todavía no han sido derrotados.

«Necesitamos más esfuerzos serios (…) hace falta un gran trabajo conjunto», subrayó.

Rusia no se propone realizar golpes en Irak

El presidente ruso resaltó que Rusia no tiene la intención de realizar bombardeos del territorio iraquí para combatir a los terroristas ya que Bagdad no lo ha solicitado.

«Por supuesto no hay ni puede haber planes así porque el Gobierno iraquí no nos ha solicitado ayuda», subrayó.

A la vez, el presidente subrayó que Rusia envía a Irak armas y municiones para la lucha antiterrorista.

«Contribuimos (…) a la lucha antiterrorista al suministrar armas y municiones», remarcó Putin.

El líder ruso resaltó que «no se prevé extender las operaciones militares de la Fuerza Aérea rusa».

Occidente destruyó el sistema de seguridad mundial

El líder ruso señaló que la supuesta amenaza nuclear iraní se ha utilizado como pretexto para destruir el sistema de seguridad internacional.

«Bajo el pretexto de la amenaza nuclear por parte de Irán, como sabemos, ha sido destruida la base fundamental de la seguridad internacional, el Tratado de Misiles Antibalísticos, que EEUU abandonó de forma unilateral», dijo.

El mandatario ruso recordó que el problema nuclear de Irán ha sido resuelto, y por parte de Teherán no hay ni hubo ninguna amenaza.

«La razón que supuestamente obligó a nuestros colegas estadounidenses a crear su sistema antimisiles ha desaparecido», señaló Putin.

El despliegue de la defensa antimisiles de EEUU en Europa bajo el pretexto de la amenaza iraní, es uno de los mayores escollos en las relaciones entre Moscú y Washington.

Rusia considera que estos planes suponen un riesgo para la seguridad nacional y exige a EEUU garantías políticas de que el escudo antimisiles no apuntará contra su territorio.

Rusia esperaba que EEUU acabe con escudo antimisiles

El presidente indicó que Rusia tenía derecho para esperar que tras resolverse el problema iraní EEUU deje de desplegar su sistema antimisiles.

«Teníamos derecho de pensar que el desarrollo del escudo antimisiles de EEUU terminaría», dijo al agregar que por desgracia sus esperanzas no se han cumplido.

Putin indicó que el problema iraní ya esta resuelto por lo cual los motivos que impulsaron a EEUU a instalar el sistema antimisiles debían desaparecer, pero Washington al revés continúa trabajando en esta dirección.

EEUU entorpeció la reducción de armas estratégicas

La salida unilateral de EEUU del Tratado de Misiles Antibalísticos obstaculizó la discusión sobre la reducción de armas estratégicas, opinó Putin.

«Hay que continuar las negociaciones sobre restringir el uso de las armas estratégicas», declaró añadiendo que «al salir unilateralmente del Tratado de Misiles Antibalísticos, EEUU puso todo el sistema en una situación difícil».

Asimismo, Putin calificó el tratado de «básico desde punto de vista de asegurar un equilibrio de las fuerzas de seguridad internacionales».

EEUU y la URSS firmaron el Tratado AMB en mayo de 1982 para limitar el número de sistemas de misiles antibalísticos.

El documento, de vigencia ilimitada, daba a ambas partes el derecho a rescindirlo unilateralmente en cualquier momento.

En 2001, Washington hizo uso de ese derecho, y un año después el tratado quedó anulado.

La crisis en Ucrania amenaza a Rusia

Putin abordó también la situación actual en Ucrania, resaltando que la crisis en Donbás supone un peligro para Rusia.

«Desde luego, (la crisis ucraniana) genera un peligro para nosotros, pero ¿acaso fuimos nosotros los que creamos esta situación?», dijo.

Aseguró que Moscú acepta «cualquier elección» de Ucrania, que es realmente un «país hermano» para Rusia, pero se opone al cambio del poder violento que se produjo en Kiev en 2014.

Esta forma de cambiar el poder es «mala para cualquier país y absolutamente inadmisible en el espacio postsoviético», denunció el mandatario ruso.

Lo imprescindible de los acuerdos de Minsk

Putin recalcó que el cumplimiento de los acuerdos de Minsk es la única manera de restablecer la integridad territorial de Ucrania y lograr una paz duradera en el sureste del país.

Sin embargo, continuó, el arreglo del conflicto ucraniano es apenas posible sin la participación de la Unión Europea y Estados Unidos.

Los líderes de Alemania y Francia, Angela Merkel y François Hollande, «apoyan sin lugar a dudas a las autoridades de Kiev, pero (…) evalúan la situación de una manera objetiva y ya entienden que el problema que se planteó allí no es ni blanco ni negro», añadió el presidente ruso.

Dijo además que Rusia está «preocupada por la expansión de la infraestructura militar de la OTAN hacia sus fronteras».

«Esto causa nuestra legítima preocupación, y hay que trabajar en el tema», dijo Putin al asegurar que Moscú está dispuesto a mantener el diálogo sobre el escudo antimisiles de EEUU.

 

Acerca del autor

Debate Plural

Un medio independiente, libre, plural, sin ataduras con empresas o gobiernos; buscando el desarrollo de una conciencia critica, y la verdad que subyace en el correr de la vida nacional e internacional para el empoderamiento del pueblo dominicano en relación con las luchas y reivindicaciones económicas y sociales fundamentales

Dejar un comentario

/* ]]> */