Politica

Haciendo memoria sobre privatización en RD (III)

Escrito por Angel Moreta

Por: Angel Moreta (Autor-Editor)

 

Las pautas seguidas por la privatización del ingenio Montellano en Puerto Plata, se repiten con los resultados del proceso económico y social de privatización reciente del ingenio Boca Chica, ubicado en el Municipio del mismo nombre, de la Provincia de Santo Domingo.

En ambas empresas azucareras estatales se produjeron serias irregularidades que dieron como resultado final el desmantelamiento de ambos patrimonios del Estado Dominicano.

Poco a poco, piezas y maquinarias, equipos mecánicos e industriales, rieles y vagones fueron desapareciendo, robados irresponsablemente, trasladados de manera subrepticia, escondidos y secuestrados fuera de la comunidad de Boca Chica. El proceso fue lento pero agónico, y en el participaron como protagonistas altos militares y funcionarios gubernamentales, apoyados por el silencio, la omisión y la complicidad del Poder Ejecutivo.

Actualmente queda únicamente desolación, desempleo, escasez y miseria en las comunidades alrededor del ingenio. Pero algo no pudieron sustraer y fue la chimenea del ingenio, la cual continúa de pie como un dedo acusador levantado hacia el firmamento, avergonzando a aquellos que irresponsablemente y de manera egoísta desaparecieron ese patrimonio estatal y usurparon las tierras que les pertenecían. Tampoco pudieron llevarse el hoyo donde se almacenaba la melaza, y que ahí continúa como una cueva negra que es testimonio monumental de carácter sociológico de lo que puede hacer la corrupción del alto funcionariado y de los políticos partidistas tradicionales en el Estado Dominicano.

Los conflictos sociales engendrados por la privatización de la industria azucarera fueron manejados y manipulados por la Comisión de Reforma de la Empresa Pública, cuyas actuaciones estaban en plena consonancia con la Comisión de Liquidación de los bienes de Baninter. Algún día la sociedad dominicana podrá conocer las interioridades y las intimidades de la administración del proceso de privatización por parte de la triade Banco Central, Comisión de Reforma de la Empresa Pública y Comisión de Liquidación de los bienes de Baninter; triade funeraria que contribuyó con la expedición de las actas de defunción de las empresas públicas, proceso ocurrido entre los años 1996 y el día de hoy.

Las comunidades alrededor del ingenio Boca Chica, empresa que era parte del emporio azucarero estatal que fuera creado por la dictadura (1930-1961), al ser entrevistadas por estudiantes de nuestros cursos de metodología de investigación en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), hablan muy claramente de su profundo desacuerdo con el desmantelamiento del ingenio Boca Chica. Tal situación se presenta también con el ingenio San Luis, al cual nos referiremos en otro momento

Una situación económica y social deplorable en esas familias comunitarias, agravada por el alto costo de la vida y las consecuencias que trajo el «hoyo fiscal» dejado en 2012 por el gobierno de Leonel Fernàndez, de acuerdo con la ideología y el modelo neoliberal que fue impuesto masivamente a la economía nacional por la ley 141-97. Dicha ley, ya lo hemos dicho, fue destinada exclusivamente a poner en manos privadas el patrimonio nacional estatal, caracterizado por ser poseedor de una extraordinaria riqueza material, que ha sido dilapidada sin ninguna manifestación de delicadeza por los sectores que se hicieron hegemonicos cuando alcanzaron el poder político a partir de 1996.

Las consecuencias del proceso de privatización han sido desempleo masivo, agudizacion de la pobreza, abandono de la producción azucarera, dilapidación de los bienes públicos, apropiación privada en condiciones altamente ventajosas para el capital empresarial, tanto nacional como internacional.

También desagregacion social en las comunidades humanas de la República, acentuación del hambre y la desproteccion social;  altos niveles de corrupción administrativa, prevaricacion, robos, estafas, sobornos, asociaciones criminales, contubernios y tráfico de influencias .

Las consecuencias sociales dan lugar a múltiples investigaciones económicas, sociológicas y antropológicas. Pero también la administración del proceso de privatización, acompañado de hechos ilícitos, la estafa y el contubernio de cuello blanco, todo con visos de legalidad, son también parte de las investigaciones sociales en República Dominicana.

Algún día dispondrán los futuros investigadores, de datos, materiales y documentos históricos con el fin de ayudar a la comprensión de lo que ha sido un conjunto de procesos negativos para la salud de la sociedad dominicana.

Pero actualmente hay pocas brechas para la investigación cuestionadora; por lo pronto la universidad estatal en República Dominicana hace esfuerzos, para proyectar las investigaciones teniendo como contraparte desfavorable las actitudes mentales paupérrimas que predominan en un sistema de educación superior administrado de forma tal que ha eliminado la importancia de los trabajos de tesis y ha conducido a instaurar los llamados cursos monográficos, verdaderas estructuras comerciales adoptadas por las demás universidades; y cuya consecuencia es eliminar la elaboración de trabajos de  investigación sobre nuestras realidades económicas y sociales.

(En el próximo trabajo hablaremos del traslado de la base militar de la Armada Dominicana a los terrenos del ingenio Boca Chica; y la suerte que correrán tanto los terrenos de la Armada como de las fértiles tierras del ingenio Boca Chica, actualmente en proceso de degradación y usurpación en base a la autoridad y al tráfico de influencias).

Acerca del autor

Angel Moreta

Angel Moreta, jurista, sociólogo, y filósofo; Profesor-investigador de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), República Dominicana, Autor-Editor de Debateplural.

Dejar un comentario

/* ]]> */